.

.

martes, 8 de octubre de 2019

LOTERÍA DE NAVIDAD 2019

Informamos que ya tenemos disponible la LOTERÍA DE NAVIDAD DE 2019. Para esta ocasión continuamos jugando el nº 25190, la fecha de fundación del Sevilla F.C.
Dicha Lotería sólo se distribuye en décimos, su precio es de 23 €, jugándose la cantidad de 20 €.
Al igual que el pasado año, la lotería se adquiere directamente en la Administración situada en Avda. de Málaga nº 4, frente a los Jardines de Murillo, en la zona del Prado de San Sebastián, muy próxima a los Juzgados. Sólo tiene que preguntar por la lotería de la Asociación.
El horario de la Administración es el siguiente:
Lunes a Viernes: De 9:00 a 14:00 (mañanas) y de 17:30 a 20:30 (tardes)
Sábados: De 10 a 14:00.
Para cualquier aclaración que precise, pueden contactar en horario de tarde en el teléfono 681 020 260.
NOTA:
En el caso de que viva fuera de Sevilla y no pudiera desplazarse para recogerla, también se la podemos enviar a su domicilio de la siguiente forma:

Por correo certificado CON reembolso. Tendría un gasto de envío de 12 € que se le incrementaría a la lotería solicitada, siendo abonado al funcionario de Correos que le haga la entrega.

Por correo certificado SIN reembolso. Tendría un gasto de envío de 6 € que se le incrementaría a la lotería solicitada, siendo abonado por transferencia previa a la cuenta que le indicaríamos.

lunes, 29 de abril de 2019

EL ARBITRAJE ¿UN PROBLEMA EN LA LIGA ESPAÑOLA? (Y II)

"Estoy preparado para un mal arbitraje, pero para un arbitraje parcial, no".

Quien pronunciaba tan contundente frase respondiendo a las preguntas de los periodistas no era otro que D. Vicente Cantatore Socci, entrenador del SFC entre 1989 y 1991, al término del choque que en la 9ª jornada del CNL de 1ª División de la temporada 1989-90 enfrentó en el Bernabéu  a su titular y al  SFC . El bueno de D. Vicente, uno de los mejores entrenadores que el Sevilla FC ha tenido, no había padecido nunca en su ya entonces larga trayectoria como entrenador, el tipo de arbitrajes que suelen perpetrarse en el estadio del "miedo escénico", y claro, como no estaba acostumbrado, sus protestas despertaron las iras del respetable y como consecuencia, las del árbitro que dirigía el partido que no era otro que el colegiado canario José Merino González, sí, el mismo al que D. Eugenio Montes Cabeza, ocho años antes, tildó de "árbitro de cámara del Real Madrid".

Entre las decisiones del sr. Merino, y las pifias de Dassaev y Diego aquél día, el resultado final fue 5-2. Resultado engañoso, pero que sirvió, una vez más, para la vanagloria de los de Concha Espina. Aquél 28/10/1989, oyendo la retransmisión por radio, tuve que ver cómo, la persona que me hizo sevillista, mi padre, apagaba indignado el transistor bastante antes del final.

Al recordar aquél hecho ya lejano, vemos que a pesar de las quejas y protestas ante medios informativos e instituciones balompédicas de nuestro país, los árbitros, desaparecida la facultad de la recusación, vuelven a ser designados contra los equipos a los que dañan sus decisiones, y lo que es peor, lo vuelven a hacer, y con más saña. Hasta lo ocurrido en el Coliseum Alfonso Pérez Muñoz el mediodía del último 21/04/2019 han pasado tres décadas. En tan largo tiempo, nuestro Sevilla ha experimentado de todo en lo deportivo e institucional, pero en lo que al aspecto arbitral se refiere, nada ha cambiado.

Cierto que ha habido momentos peores. Cuando las decisiones arbitrales no eran suficientes los poderes fácticos recurrieron al socorrido mantra de la "alarma social". Enarbolando este concepto a modo de comodín, se han producido hechos únicos en la historia del fútbol mundial, el de re-arbitrajes de encuentros en los que no se reflejaba en el acta arbitral lo que la prensa afín a los de siempre, quería. Así, en alguna ocasión con el colaboracionismo de medios locales, ( ¡Ay, aquél 02/01/2003, otra vez el Bernabéu, el del "pisotón" de Pablo Alfaro a Michel Salgado!)  el  SFC ha tenido que soportar cómo los citados medios magnificaban acciones puntuales de nuestros jugadores y arrancaban del comité de competición la sanción que ellos estimaban justa. En este sentido, los blancos predilectos fueron Pablo Alfaro y Javi Navarro (5 partidos de suspensión por el desgraciado codazo a Arango en el R. Mallorca-Sevilla FC del 19/03/2005, porque el sr. colegiado de aquél día, mostrase la roja).

Pasan temporadas, cambian los dirigentes de las instituciones futbolísticas en España, y todo sigue igual, si no a peor, en el arbitraje. El duopolio descarado instaurado hacia 2007, para disfrazar su mangoneo, ha ampliado algo su base con, insisto en la frase, COLABORACIONISTAS NECESARIOS. Es el cásico axioma de que algo cambie para que todo lo demás siga igual. Todos sabemos qué clubs son, y es una lástima, porque uno de ellos estaba llamado, por la ciudad a la que pertenece, por su historia, y por su masa social, a ser quien abanderara una rebelión que diese un poco de equilibrio a las competiciones en España. Se vendió por "una pringá", y una eliminación en el descuento en las semifinales de la UEL de 2015 lo ha posicionado a favor del duopolio y su perro de presa.

El poder del duopolio se cimenta en tres  pilares: la prensa, la política y el colegio arbitral. El Sevilla,  un club maldito, que arrastra una injusta fama propiciada desde hace 60 años desde tres vértices,  la parte no sevillista de la ciudad, la Andalucía provinciana (madridista, culé, y anti-sevillana) y Madrid, tiene muy difícil hacerse oír. Ignoro si después de lo de Getafe alguien del Consejo ha hecho alguna queja, ni dónde la ha hecho, pero insisto, eso no sirve, no es suficiente, si el objetivo es que se agrieten los cimientos del duopolio, o al menos, el del pilar arbitral.       

Para combatir su mala fama, el Sevilla tiene que buscar sus propios colaboradores, no vale solo con los "sácale partidos al cole", los mundialitos de la inmigración ni las visitas en los desplazamientos a la prensa decana de cada ciudad, como ha quedado demostrado. Hay que rebuscar, indagar, trabajar como las hormigas, peldaño a peldaño y con paciencia hasta formar un grupo, que seguramente en principio no será muy numeroso, de clubs agraviados, un "lobby" dentro de la LFP, que denuncie, y que a la vez sirva para que el SFC no sea el señalado en exclusiva del fútbol español. Es difícil, utópico si se quiere, la mayoría de entidades de la LFP vivaquean de las migajas del duopolio, pero hay que explorar ese camino.

No es bastante que los propios medios de comunicación, que solo los consumimos los sevillistas, den su punto de vista en las situaciones conflictivas. Hay que entrar en los medios que influyen en la opinión general desde Madrid, los medios locales no son suficientes, y eso solo puede hacerse compartiéndolo con un lobby de clubs agraviados, que poco a poco irá creciendo. Y solo así, se estará en condiciones de que el mantra-comodín de la "alarma social" (pilar político) se vuelva contra ellos y de arrancar al colegio arbitral de las fauces de las instituciones futbolísticas que sólo sirven a quienes los alimentan, transformándolo así en un colectivo profesional, dedicado en exclusiva al arbitraje y que imparta verdaderamente justicia en el césped. Solo hay que tener la voluntad de hacerlo, y yo, hoy por hoy, en todavía NUESTRO Sevilla FC. no lo veo.

Fdo.: José Ramón Yúfera Ginés.

      

miércoles, 24 de abril de 2019

EL ARBITRAJE ¿UN PROBLEMA EN LA LIGA ESPAÑOLA?.

Dice el refrán que solo nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena, y es lo que parece a tenor de determinados arbitrajes que se producen en nuestras competiciones. El domingo último nuestro SFC, sin restar ni un ápice de crítica al planteamiento del encuentro y a la actitud de alguno de nuestros jugadores, en el "Coliseum Alfonso Pérez Muñoz" de Getafe ¿tendrá que ver este nombre con lo mal que se nos da ese campo? el sr. colegiado valenciano Mateu Lahoz, auxiliado desde el VAR por el no menos afamado y también valenciano Martínez Munuera, perpetró una de esas actuaciones a las que nos tiene acostumbrados con clara incidencia en el desenlace del encuentro. Y es ahora cuando nos acordamos de la santa susodicha.
Desde que se conoció quiénes iban a protagonizar la aplicación con justicia del reglamento en el Coliseum todos sabíamos lo que iba a ocurrir ¿Y qué? ¿Se podía hacer algo ya? ¿Se puede hacer algo ahora, a toro pasado? ¿Por qué no se armó el mismo alboroto con el nefasto arbitraje de Sánchez Martínez y Jaime Latre en el "José Zorrilla" hace dos semanas? Escribo esto por las quejas en el sentido de: "a ver cuándo se levanta la voz", "cuándo se da un puñetazo encima de la mesa…" El problema no está en quienes  integran el Comité Técnico de Árbitros (CTA), ni siquiera en su organigrama, ilustres nombres y de polémico recuerdo para los sevillistas hay en él, sino en su independencia. Todos sabemos cómo está montado esto y a quiénes favorece por lo que ahora no valen llantos. ¿Por qué en el mes de Julio, cuando los clubs están solo pendientes de la publicación del calendario y del mercado de fichajes no se acomete este problema? Ese es el momento de aclarar y fijar las reglas del juego válidas para todos sin excepción.
Claro que sí, no seré yo quien niegue una firma de la FPSSF, de AU y APA o de BB.NN. para declarar "non grato" al omni-presente colegiado valenciano desde la expulsión de Medel y Míchel en el  SFC-FCB de 29-9-12,  6ª jornada de la entonces Liga BBVA. Pero no creo que sea la solución. De los 20 árbitros en plantilla del CTA designables para impartir justicia cada jornada, si consultamos la lista, pocos se escapan de actuaciones polémicas repetidas, y no sólo contra el SFC. Del Cerro Grande, Estrada Fernández, González González… Hoy han sido Mateu Lahoz y Martínez Munuera, en un pasado lejano que conozco solo por el recuerdo transmitido por mis mayores,  Ángel Azón y el linier Saz. En un pasado más reciente y de los que ya guardo imborrable recuerdo que no califico para no caer en el insulto, José Castiñeira, Pedro Mª. Urrestarazu, Canera Coscolín, Gª.de Loza,  Merino González, del que un hombre tan templado como Eugenio Montes Cabeza dijo, 4ª jornada del CNL, temporada 1981-82, que era "árbitro de cámara del R. Madrid" y buena la formó el pobre con Luis de Carlos, sucesor de Bernabéu en el club de Concha Espina y con toda la prensa nacional afín al madridismo. Seguimos la lista con los Mejuto González y Rafael Guerrero, Díaz Vega, López Nieto, y ya en el presente siglo,  Pérez Lasa, los hermanos Teixeira Vitienes, Muñiz Fernández, Puentes Leira,  Mejías Dávila, Iturralde González, … interminable, y encima los ves como colaboradores radiofónicos o de la TV basura, haciendo gala de sus históricas actuaciones, presumiendo de sus filias deportivas o aún más, inmersos en el organigrama de uno de los clubs mangantes de nuestras competiciones. ¿Y el futuro? Serán otros, y todo seguirá igual.
La afirmación de que el centenario del Valencia C.F. debe este año tener una transcendencia en forma de su clasificación para Champions el curso próximo puede ser muy temeraria, pero los hechos mueven a la sospecha. Este club, no el más antiguo de su ciudad ya que el Levante UD le lleva al menos 10 años de antigüedad y cuyo centenario pasó desapercibido para la propia capital del Turia, estaba llamado a liderar la rebelión contra los abusos del duopolio y de su colaborador necesario, pero he aquí que se dejó comprar por una "pringá" y un gol en el descuento en unas semifinales UEFA les ha nublado la mente y la vista y ha pasado a engrosar, uno más, la lista de nuestros enemigos irreconciliables. Esta temporada tendrá su premio, pero nada garantiza que lo seguirá teniendo en el futuro. Lo que si está claro y diáfano es que los tres primeros puestos estarán eternamente entregados con el colaboracionismo del CTA, FEF, LFP, y prensa nacional y autonómica afín al trío captador de su atención.
¿Cuál es la solución?. Formar un nuevo CTA fuera de las garras de la FEF y si es posible de la LFP, o por lo menos que el VAR no esté controlado por el actual CTA, lo ha dicho uno de nuestros asociados en la radio oficial del club y yo lo suscribo. Pero eso hay que plantearlo en su momento, y no acordarnos de Santa Bárbara cuando truene.
Fdo.: José Ramón Yúfera Ginés.

sábado, 16 de marzo de 2019

LO QUE PARECE

A veces, las cosas no son lo que parecen, pero quien calla, otorga. O aquello ya tan manido de la mujer del César. Con nuestro SFC ocurre lo mismo, una cosa es lo que parece, y otra lo que  pudiera ser en una realidad oculta, pero que nadie desvela.

Y, ¿Qué es lo que parece? Que el club va a la deriva. A lo mejor no es así, pero es lo que parece.

Vayamos por partes:

En cuanto a la planificación deportiva, lo que parece es que no se ha acertado, y lo afirmo tras el 5-2 del pasado domingo y antes del transcendental partido de mañana en Praga. Jugadores que no han respondido, falta de compromiso en determinados momentos, exceso de lesiones, equipos de cantera que están peleando por no descender… Es lo que la afición percibe. ¿Por qué esta situación? ¿Falta de preparación del triunvirato de la dirección deportiva para desarrollar la labor que antes hacía el recién expulsado de la "domus áurea"?. ¿Le vienen anchas las exigencias del club al primer entrenador?. ¿ Es la plantilla que Pablo Machín quería?

Con un presupuesto de 200 millones de €  lo que el abonado cree es que se podría haber confeccionado una mejor plantilla, si no para quedar campeón de liga, si para no tener problemas en la pelea por el 4º puesto. ¿Qué aún queda competición? Cierto, pero a día de hoy lo que el aficionado detecta es que el equipo se ha caído en la 2ª vuelta de la liga, (Tercer año consecutivo que sucede), que entidades con mucho menos presupuesto están por encima nuestra en la clasificación general  cómodamente instalados con un colchón de puntos, y que, además, se nos acercan peligrosamente rivales que nos pueden incluso sacar de competición europea para la 2019-20. Es lo que se ve, y al aficionado no le parece suficiente la explicación de que los rivales que nos han superado juegan solo una competición, ni la mala suerte con las lesiones o los malos arbitrajes.

Entiendo a Joaquín Caparrós cuando dice que el SFC posee la mejor plantilla de la LFP, entiendo su intencionalidad con esa afirmación, pero ¿Se corresponde con la realidad?, mucho me temo que no. ¿Se han fichado las primeras opciones? Si no es así, ¿Cuál fue la causa? ¿Falta de experiencia en el triunvirato? o de liquidez. En este último caso habría una contradicción con el presupuesto antes citado. O hay dinero, o no lo hay. Muchos aficionados tienen la sensación de que se obstaculizan internamente operaciones casi finiquitadas, seguramente no será así, pero la sensación está. Al sevillismo no se le ha explicado casi nada sobre las causas de por qué no vino Mariano, ni Batsuayi, ni Caleta-Car. El más sangrante es el caso de Mariano ¿Utilizó el club en el que ahora milita al SFC para abaratar su coste?. Ahora, a toro pasado, y visto el rendimiento dado en las entidades que los ficharon, nos alegramos de que no vinieran, pero ¿Y si hubiese ocurrido lo contrario? ¿De quién fue la responsabilidad en el fracaso de tales operaciones? Son preguntas que seguro tienen una explicación razonable, pero nadie las da.

En cuanto al estadio, nuestro querido RSP, lo que parece es que se están acometiendo obras de acondicionamiento y mejora ante las exigencias de la normativa europea, pero casi nada que repercuta en que el aficionado llegue y vea cómodamente los partidos. El aficionado se tuesta al sol o padece la lluvia en las ¾ partes del estadio, y el acceso a la localidad es todo un ejercicio de equilibrio a no ser que se deambule por encima de los asientos. En unos tiempos en los que los caprichos de las televisiones, añadido al cambio climático, imponen horarios demenciales que repercuten en que el público vea los partidos soportando verdaderas inclemencias, ya es hora de que el RSP tenga una visera que cubra las localidades de grada alta. Desde el primer proyecto que a bombo y platillo presentó el anterior presidente de la entidad hasta hoy, tiempo ha habido de sobra. No esperará el Consejo que el abonado se contente con las mejoras impuestas por la UEFA relativas a ascensores, lavabos, sala de prensa, espacios para retransmisiones, palcos y servicios, ni tampoco que se pueda competir contra el otro club de la ciudad en la captación de socios si no se amplía de verdad el estadio.  Seguramente el Consejo tendrá todo esto en su agenda, pero lo que parece es lo contrario, es más, hasta podría pensarse que no le merece la pena ninguna obra de verdadero calado en el RSP ya que alberga la esperanza de trasladarse al Estadio Olímpico. A tenor de lo ocurrido en la última JGA de diciembre en la que el accionariado mayoritario de la entidad se negó a blindar el patrimonio inmobiliario del club lo que se barrunta es una amplia operación especulativa en ese sentido. ¿Será cierto?, muchos pensamos que no, pero la sospecha existe.

Y finalmente, no me atrevo a escribir en profundidad sobre la situación institucional-accionarial, pero lo que parece es que hay una grave inestabilidad que trasciende a lo deportivo. ¿Se siente el presidente acosado?  ¿Controla plenamente la sociedad? ¿Está obsesionado con lo ocurrido en la última JGA en donde cree que se insultó a la mesa? ¿Ha reparado que los únicos posibles insultos partieron precisamente de la mesa a la sala? Son peguntas que merecen respuestas claras, sin ningún atisbo de tibieza.

Todo lo escrito son especulaciones, seguramente infundadas, pero la falta de respuesta es lo que las alimenta. Hoy, los clubs de fútbol, deben comunicarse con lealtad con sus abonados y accionistas, y en nuestro Sevilla,  escrito con todo respeto, se echa en falta esa comunicación. Señores del Consejo, Sr. Presidente de la entidad, no dejen que se propaguen rumores ni falsas noticias. Aunque la retórica no sea su fuerte, salgan y expliquen a todos si hay una posible o no venta del club, si existe alguna operación especulativa que implique el patrimonio inmobiliario de la entidad con el Estadio Olímpico, cuáles son las causas que nos impiden deportivamente dar el salto definitivo a nivel nacional y europeo… No tengan miedo, si las cosas se explican bien, el sevillismo lo entenderá, lo que no quiere es que se tomen determinaciones sin tener en cuenta sus derechos por mucho que la Ley de S.A. ampare al accionariado principal. Tengan en cuenta que las S. A. en fútbol, no administran solo patrimonio, sino también sentimientos, y que el accionariado minoritario, el abonado, el aficionado peñista,  no se contenta solo con que su voz se oiga en las JGA, sino que de vez en cuando, se le haga caso.

 

Fdo.: José Ramón Yúfera Ginés

Sevilla, 13/03/2019

domingo, 24 de febrero de 2019

JORGE JIMÉNEZ REELEGIDO PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN DE PEQUEÑOS ACCIONISTAS DEL SFC

En Asamblea General Extraordinaria celebrada este pasado viernes 22 de Febrero, Jorge Jiménez resultó reelegido Presidente de la Asociación de Pequeños Accionistas del Sevilla F.C.,S.A.D.
Le acompañan en la Junta Directiva las siguientes personas:
VICEPRESIDENTE: Juan de Dios Hidalgo
SECRETARIO Y TESORERO: Jesús Juan
VICESECRETARIO Y COMUNICACIONES: José Ignacio Macías
VOCALES
Area Económica: Joaquín González, Carlos Guerrero y Francisco López
Area Social: David Estévez, Alejandro Cadenas y José Arjona
Area Jurídica: Carlos Marcos
Area de Historia y Documentación: José Ramón Yúfera 

ASÍ SÍ

No, con éste título no me refiero al choque contra el "Messi" FC de ayer tarde en la que sucedió lo previsible con el sr. colegiado valenciano Mateu Lahoz incluido, sino a nuestro primer filial.

Ayer en Granada, y ante el filial de uno de nuestros numerosos rivales regionales, en una situación  transcendental derivada de la penosa andadura en esta campaña de regreso al grupo 4º de 2ªB, partido de cuatro puntos, contra un adversario directo por mor de la clasificación, el SAT ha tenido ese gen de casta y coraje que demandamos los sevillistas  desde la cuna a los que salen a defender los símbolos de nuestra entidad por esos campos de Dios. Sea en la categoría que sea, en escenarios de "glamour" o en "campos de polvarea",  es lo mínimo que exigimos, dignidad, saber qué camiseta llevas y el escudo que va prendado en ella, y a la ciudad que representas.

La 2ªB, engendro federativo de hace 41 años que se perpetúa a pesar de ser un sumidero deportivo y económico para los representantes futbolísticos de muchas ciudades españolas, en cuyo grupo IV suele militar nuestro Sevilla At., histórico filial donde los haya, con cinco participaciones en 2ª división, es una de esas sub-divisiones de los sótanos del fútbol español, semi-profesional, en donde las encerronas contra equipos juveniles son frecuentes. Es la lógica reacción de quienes no pueden dar más de sí. Un diario granadino titulaba ayer tarde al lado de la crónica de la victoria del filial sevillista que "el faro de Messi alumbra el RSP". Con esto queda dicho todo.

Pero hoy, nuestro primer filial, primero al menos hasta final de temporada porque puede desde entonces quedar como único, no visitaba uno de esos campos de equipos plagados de jugadores añejos que vienen de vuelta ya de todo y que su subterráneo juego es amparado por arbitrajes, hoy no era El Vivero pacense, ni el Armajal cartagenero, ni el Municipal de La Línea, ni el Colombino,… no, hoy era la Ciudad Deportiva del Granada CF, ni siquiera Los Cármenes, campo que el Sevilla Atlético ha visitado más que nuestro primer equipo. Esta tarde, se enfrentaba a los supuestamente canteranos del Granada CF, lleno de futbolistas cedidos en los enjuagues que sus orientales inversores tengan con el club granadino, y con uno que hasta hace menos de un mes militaba en el Sevilla At., el centrocampista Alejandro Viedma, que nos ha marcado el gol del empate.

Y, he aquí, que, si no ha tenido que luchar contra un público abiertamente hostil (había 400 espectadores) que influye en los arbitrajes como suele ocurrir tantas veces en esos campos de "polvarea" que no me cansaré nunca de citar, Álvarez Claro de Melilla, La Hoya de Jumilla, Vicente Sanz de Don Benito, etc… sí ha tenido que luchar contra las consecuencias de las decisiones de un colegiado andaluz, origen permitido porque hoy era un "derby" regional, de nombre José Caucelo Sace, y repito, he aquí, que los chavales han sabido sobreponerse a las dichas decisiones de éste colegiado gaditano, y con ocho jugadores sobre el campo durante prácticamente media hora hasta la conclusión del choque, no solo han resistido la lógica  "a por todas" del rival, sino que incluso han logrado la victoria: 1-2, y "p'allá".

Por aportar un dato, nada más, este árbitro que ha impartido justicia esta tarde en la C.D. del Granada CF, en 2018 año en que dirigió ocho partidos, salió con una media de tarjeta por partido. Está desde 2012 en la categoría y parece que tiene serias aspiraciones de ascenso en un futuro cercano. La suerte que tiene el SFC es que en categoría profesional no podrá arbitrarle. En 2013 sacó siete rojas en 12 partidos, en 2014 ocho rojas en también doce partidos y al año siguiente nueve en trece partidos. Algo debió ocurrir porque su número decreció en 2016, solo tres en trece partidos, y ninguna en 2017. En lo que va de temporada 2018-19 lleva ya 9 rojas, contando las de hoy. Por no cansar, no deseo referir aquí las amarillas que ha sacado en el mismo período.

Por eso, salir vencedor en un partido como el de esta tarde, más que por los tres puntos ante un rival directo, sirve para la madurez de jugadores noveles, como Bryan, uno de los damnificados (entrada por detrás sin balón, cuesta creerlo en el barbateño) por el torbellino Caucelo Sace, junto a Juanpe y Curro, estos dos últimos expulsados por lo que el colegiado gaditano habrá tomado como desconsideración, "eres horroroso, el año que viene vas a pitar en 3ª", parece que le espetaron. No tuvo en cuenta que dejaba a uno de los contendientes con ocho, ¡durante media hora!. Lo malo de esto es que hay tres sancionados para el próximo domingo contra el Don Benito. Al final, en el penalti que nos sirvió para el 1-2, mandó a la ducha a un jugador granadinista compensando en algo sus decisiones anteriores.

Salir vencedor en una situación como la de ayer tiene mucho mérito. El filial, como el del grupo X de 3ª división y el equipo femenino, parece abocado a una situación de abandono a su suerte por parte del Consejo, y a pesar de esa apariencia y de las demás dificultades que presenta la categoría, en las últimas jornadas empieza a alejarse del descenso. No sé si es virtud de Luci o de los futbolistas que van curtiéndose en esta infame categoría, o de ambos a la vez, pero repito, da la sensación de que la reacción del filial se está produciendo a pesar de un posible olvido de la sección por parte del Consejo. La trayectoria de la temporada pasada con Tevenet es lo que nos hace sospechar.  El final de la temporada nos sacará de dudas.

Reflexiones finales:

1.- Un filial en el que han militado nombres como Gallego, Moya, Bancalero, Oliveros, Hita, Francisco, Navas, Reyes, Pablo Blanco, Sergio Ramos, Lebrón, Lora, Monchi, Gallardo, Capel, Marchena, San José, Puerta, Alberto Moreno, Rodri (el portero y el delantero), Campaña, Cala, Luna, y tantos y tantos otros, que lleva 60 años como nuestro primer filial, que su antecesor el CD Puerto jugó en el Campo de la Reina Victoria, uno de nuestros escenarios históricos (1918-28), que ha sido entrenado por profesionales grabados en la memoria de todo el sevillismo como Diego Villalonga, J. A. Moreno, Manolo Jiménez, Diego Martínez, o Ramón Tejada, que ha superado 11 eliminatorias de Copa de España de las 28 que ha jugado, tal vez se mereciera un poco de más atención.

2.- Hay quien propugna la creación de un grupo exclusivo de filiales, no lo tengo claro. Soy escéptico porque desconfío en general del arbitraje español, si tenemos en la Liga Santander a los Mateu Lahoz, Gil Manzano o Del Cerro Grande, imaginemos lo que puede haber en categorías inferiores, así que los aspirantes a futbolistas de élite deben aprender a manejarse con determinados arbitrajes. Por otro lado, los públicos estilo estadio "Paquito Giménez" de Socuéllamos, no los vamos a poder evitar y es hasta saludable, en su formación futbolística, que los canteranos padezcan situaciones hostiles en cuanto a aficiones y trencillas. Pero ante furias desatadas como las de esta tarde en Granada por parte del sr. colegiado Caucelo Sace, tal vez merezca ser considerada la propuesta.

3.- Ojalá que los chavales crezcan en su formación con situaciones como las de hoy, y que algunos profesionales de campanillas del primer equipo aprendan de tal comportamiento. Así sí.

Y nada más, como siempre: "VIVA EL SEVILLA F.C.."

José Ramón Yúfera Ginés.


 

martes, 5 de febrero de 2019

LAS SECUELAS DE LA DEBACLE

Con el equipo en estado de "schock" y su primer entrenador noqueado y preguntándose aún qué pudo suceder la noche aciaga del miércoles último pese a que todo estaba avisado y con un guión claro, casi sin tiempo, se viajó a Vigo para comparecer ante el R.C.Celta con la esperanza de una victoria balsámica. No hubo tal, como muchos barruntábamos.
La eliminación copera, lo afirma todo el mundo, puede tener la ventaja de descargar el calendario de nuestro equipo, que empezó a competir en Julio, pero sin duda ha tenido un daño moral que ha quedado perfectamente reflejado en Balaídos la noche del pasado sábado. El sevillismo veterano, curtido ya en experiencias parecidas, sabía que todo dependería del acierto de nuestro rival ante la puerta defendida por Vaclick. Escrito de otra forma, traerse algún punto, y solo uno, dependería de si el RCCV marcaba o no. Y, lamentablemente, así fue. Escribí en nuestra red social en la previa de este último partido que lo importante era no perder, olvidarse de lo del Nou Camp, intentar mantener la puerta a cero, no obsesionarse con una victoria rápida que hiciese olvidar la media docena… Siento haber acertado. Confieso que no vi el choque, pero como si lo hubiese hecho.
Tiempo muerto, como en baloncesto, y solo hay una semana. Tiempo muerto para analizar, reflexionar, recomponer el daño moral y psicológico, quizás más grave que el físico. Hemos vuelto a caer aplastados sin remisión ante el FCB y a servirle, de nuevo, como alfombra triunfal para su desfile y paseo militar ("Barça trionfant"), hay que escribirlo así y con toda crudeza. ¿Por qué eso ocurre solo ante los mastodontes de nuestras competiciones? El equipo, y en peores circunstancias, dio la cara en Dortmund ante el Borussia en el Signal Iduna Park (0-1)  entrenado por el recién llegado padre Manzano, levantó un 0-3 contra el Liverpool en el RSP en la última Champions la noche de la discusión en el vestuario entre N´Zonzi y Berizzo en el descanso y cuando se presentía un naufragio histórico, venció a todo un M. Utd. de Mourinho en Old Trafford ¡con Montella de entrenador!, y con el mismo, hizo una más que digna eliminatoria contra el Bayern de Munich empatando a cero en el Allianza Arena. Se ha competido contra la Juventus turinesa sin hacer el ridículo e incluso venciéndole la jornada mágica en la que Buffon se quedó prendado del RSP, hecho que sirvió para enganchar con la segunda competición continental, la cual, al final terminamos ganando la tarde-noche triunfal de Coke ante el Liverpool de Jürgen Klopp, también anunciante televisivo además de entrenador,  en el el St. Jacob Park  de Basilea.
Todos los que he citado, son clubes globales, con mega-estrellas mediáticas, financiados por grandes capitales, con muchos tele-seguidores orientales, musulmanes, latinoamericanos y africanos, cuya presencia es habitual en sus gradas, y a todos ellos se les ha hecho frente con dignidad. ¿Por qué con los "globales" de nuestras competiciones no ocurre igual? Eso es lo que hay que analizar.
Ya sabemos cómo está montado nuestro fútbol, sabemos cómo son los "sorteos" y cómo cada año, en la 2ª competición doméstica, se busca una final pre-determinada, y ésta temporada no es una excepción. Todo va encaminado hacia que un determinado club esté en la final, otra cosa es que lo consiga o no, y en tal caso ¡ que la gane!. Conocemos de la injustificada fama que nuestro club tiene dentro en España, dice el refrán que más vale caer en gracia que ser gracioso, y está claro que el SFC no cae en gracia, insisto, tarea eternamente pendiente para el departamento de "marketing" del club. Otros si son "graciosos" por una publicidad gratuita y por el desparpajo de catetillos revanchistas entre sus profesionales, aspirantes a "showmans",  que se han arrastrado bochornosamente con los equipos en los que ha militado cuando ha  tenido que competir en Liga y en UEL contra nosotros. Y algún plumilla con columna habitual en un diario reputado de nuestra ciudad hizo en su momento un llamamiento para convertir a este sujeto soez, grosero y chabacano en sus formas de celebrar, no la victoria del equipo que le paga, sino la derrota del eterno rival, en patrimonio de todos los andaluces. Vivir para ver.
Esta reflexión última la hago en el sentido de que el SFC no puede seguir siendo en solitario la aldea gala, feliz expresión de nuestro amigo y compañero Serafín Martos, que intente resistir como gato panza arriba el fraude que son las competiciones españolas porque ahí está una de las razones, no la única, de nuestra "prestigio" en el fútbol español. Hay que buscar aliados y empezar a atajar la cuestión más pronto que tarde. Del Nido lo intentó y solo consiguió abrir el debate y denunciar la situación, pero es el camino. Con esto no deseo justificar el acobardamiento del equipo y sus cuerpo técnico en las grandes citas contra los que mangonean nuestras competiciones, ahí urge otra reflexión más en la línea de la idea arriba expuesta, de cómo si se compite en Europa sin amedrentarnos el mucho nombre que pueda tener nuestro rival.
Tengo una enorme confianza en el triunvirato Caparrós-Marchena-Gallardo y en su capacidad para dotar de fuerza mental al grupo y a su cuerpo técnico, es la hora del famoso "entrenamiento invisible", y también en la de su capacidad de aprendizaje en un mundo de hienas como es el de la planificación deportiva con agentes de futbolistas y directivas de rivales sin escrúpulos. Tiempo al tiempo y como siempre…
¡ VIVA EL SEVILLA F.C. !
José Ramón Yúfera Ginés.

sábado, 2 de febrero de 2019

REFLEXIONES SOBRE LA ÚLTIMA HUMILLACIÓN

Escribo desde el enfado y la vergüenza por el resultado copero en la vuelta de cuartos de final de la Copa del Rey, y sé que es mejor hacerlo con la cabeza fría, pero las competiciones avanzan a ritmo vertiginoso y hay que escribir casi sobre la marcha. Han pasado más de 24 horas del desastre y algún tiempo ha habido para analizar la cuestión lo mas objetivamente que las circunstancias lo permiten.
Ni he leído, visto, ni oído nada tras el partido siguiendo mi costumbre en estos casos desde hace ya mucho tiempo de no contribuir a la audiencia de todas las radiofónicas tertulias donde los periodistas se ponen hasta el codo solo para echarse flores a sí mismos, ni a la de chiringuitos con sevillanos graciosos a modo de bufones, ni  a la de programas nocturnos (horas de brujas) orientados al lucimiento de gurús de las ondas que solo sirven a los de siempre. Escrito esto, imagino que toda la "información" post-partido será una loa perpetua sobre una "remontada épica" y fabulosa de los Messi, Suárez, Jordi Alba… hasta de Cillessen, que harán los gozos y delicias de toda la catetería nacional y extranjera que siguen con el babero puesto a uno de los clubes que mangonean las competiciones españolas, además de la catetería local que sigue al otro club de la ciudad y que también tiene su publicidad gratuita en un programa matinal conducido por un excesivamente afamado locutor que recientemente ha fracasado en TV como conductor de un programa.
 Veamos, a priori, caer contra el FCB en una eliminatoria, es normal, muchos lo sabíamos desde el mismo momento del "sorteo", tal y como hace dos años asumimos lo mismo cuando entonces nos tocó el RMCF, pero es el desarrollo de la eliminatoria lo que nos ha escocido. Visto globalmente, un 6-3 contra el FCB es digno. Si la ida hubiese sido en el Nou Camp con el 6-1 y luego el 2-0 en el RSP, se diría que se ha solventado la eliminatoria con dignidad. Pero en fútbol lo que vale es el último acontecimiento, no hay memoria,  solo presente, como bien dijo nuestro presidente D. José Castro Carmona en la cena del 129 aniversario, y lo que duele y escuece es que nos han metido seis en un partido, humillación en regla y lloviendo sobre mojado en el campo de uno de los mastodontes, y especialmente en Can Barça, ¿otra vez? sí, otra vez.
Busquemos atenuantes, un penalti ilegal, otro fallado, postes… cierto, posible alineación errónea o planteamiento inadecuado por parte de Machín, cierto… bajas importantes en la plantilla, cierto…campaña a nivel nacional para una remontada del FCB, cierto… Aún así, que nos metan media docena, media, en un solo partido, atenta al orgullo y dignidad de los sevillistas incluso si se argumenta que hay que pensar en la clasificación para Champions en la 19-20 y que no podemos estar en tres competiciones rindiendo al máximo y por consiguiente se ha entregado la eliminatoria.
Busquemos las siempre odiosas comparaciones o el consuelo del tonto. El FCB ha goleado sonrojantemente en el CNL esta temporada en su estadio al Huesca (8-2) y al RMCF (5-1), sin contar dos 3-0 contra D. Alavés y SD Eibar y el 4-2 que nos endosó el 21-10-18. Y fuera ha goleado hasta la humillación al Español y al Levante. Y en Copa ha pasado goleando a la CD Leonesa en el Reino de León (1-4) y al Levante 3-0 en su estadio. Ha quedado campeón del grupo B avasallando al PSV Eindhoven (4-0) y a todo un Totemham Hotspurs en el Wembley Arena, mientras su nuevo estadio se termina (2-4). ¿Nos sirve esto de consuelo?
Pero como he escrito arriba, llueve sobre mojado, por ceñirnos solo a las comparecencias del SFC en partidos oficiales en Nou Camp en los últimos 15 años (para no cansar al lector con múltiples naufragios en los campos de los otros dos, digamos controladores, de las competiciones españolas) hemos servido de alfombra para el club catalán varias veces. En el CNL, 4-0 en 2009 y 2010, 5-0 en la 2010-11, con el padre Manzano sin enterarse de nada, 5-1 en 2014, 3-0 en 2017 y 4-2 en Octubre de la presente temporada. En la Copa del Rey y en las Supercopas de España y Europa, los resultados han sido algo más alentadores, pero no podemos olvidar lo del  Wanda Metropolitano reciente. Honestamente, creí que aquella tarde-noche de 21-4-18 en esa zona inhóspita de Madrid, sería la última vez que se nos humillaría de semejante manera, que el club pondría los medios para que algo así no sucediera jamás. Ya he comprobado que me equivoqué.
En nuestro estadio, las debacles frente al FCB también se han producido en el CNL, así, hay que recordar el 1-4 de la 2013-14. Si se añaden estos guarismos con los registrados en los choques con los del Bernabéu en uno y otro campo, nos encontramos con severas derrotas de este tipo, y hasta peores, porque algunas, y seguidas, se han producido en el RSP. Para mí fue especialmente doloroso el 5-0 en el Bernabéu, en solo medio tiempo, de Diciembre de 2017, y aún así, no se cesó a Berisso aquélla misma tarde.
¿Qué es lo que ocurre? ¿Psicosis de Messi?, ¿el famoso "miedo escénico"? ¿hemos crecido lo bastante para que los mangantes de nuestras competiciones se tomen super-motivados los choques contra nuestro equipo? ¿Resignación ante clubes que nos triplican en presupuesto? No sabría decirlo, pero no puedo admitir que se diga machaconamente que nos hemos enfrentado al mejor equipo del Mundo. La resignación es lo que el sevillismo no puede admitir y debe evitar ante todo, y es lo que el aficionado, el abonado, barrunta, que hay resignación. Que el 1º de la Liga Santander le haga seis goles en un partido oficial al 4º es para estudiarlo, que el hecho se repita con otros equipos que vayan también bien clasificados y que habitualmente nos encontramos con ligas en las  que el campeón y subcampeón se plantan en 90 puntos sacando por término medio quince, veinte y más puntos al tercer y cuarto clasificado es para una reflexión profunda sobre esto, y no se hace. Ni se denuncia con la suficiente contundencia.
Es hora de insistir sobre aspectos importantes que repercutirían positivamente sobre la pureza e imparcialidad de nuestras competiciones:

1) Conseguir un aún más justo y equitativo reparto de los dineros del fútbol. No debe seguir progresando el argumento de la LFP de que los ingresos mayoritarios del fútbol español procedan del "merchandaising" del RMCF y FCB, por muchas camisetas que vendan en el Tercer Mundo y por muchos chinos que vean sus partidos para justificar tamaña desigualdad. Es un insulto a los abonados y aficiones de los restantes clubs de la LFP y atenta contra el "fair play" financiero.

2) Denunciar el apoyo gratuito, descarado e insultante, que determinados clubes de la LFP tienen en medios y órganos de prensa  e instituciones políticas. Semejante situación, sigue perjudicando la imparcialidad del arbitraje en algunos partidos y contra algunos equipos.  Y por otro lado, hay clubs que no se sabe de dónde sacan el dinero para afrontar la incorporación de estrellas, o su mantenimiento, mientras otros tiene que cuadrar muchos números para ejecutar una operación de "solo" 20.000.000 de €. Es muy fácil actuar contra el Reus.

3) Mantener el uso del VAR, perfeccionarlo y evitar que pueda ser controlado por los colosos del fútbol español.

4) Proponer la urgente reducción del nº de equipos participantes en las competiciones de la LFP, al menos en la Liga Santander y a ser posible hasta 16 de forma progresiva, con lo que se despejaría el calendario para poder afrontar bien las competiciones domésticas y las internacionales.

5) Celebrar verdaderos sorteos del calendario, en Liga y en Copa.

6) Reclamar una auténtica y profunda profesionalización del arbitraje español.

7) Desarrollar una política publicitaria y de "marketing" que aproveche adecuadamente la fama que hemos conseguido fuera de nuestras fronteras.
¿A quién corresponde esta tarea? Al Consejo del SFC y a sus representantes en la LFP y FEF. Pero pasan los años y los años, y solo se ha conseguido que algunos nos igualen, pero nosotros no nos acercamos ni por asomo al duopolio y medio. Lo que palpa el sevillismo es que hay conformismo y resignación. Otro modelo de fútbol profesional es posible, y lo es sin tener que fundar clubes nuevos ni organizaciones paralelas. Basta con martillear ideológicamente y de forma continua en esta idea, hasta que poco a poco vayamos ganando clubes adeptos a la causa, hay que ir logrando poco a poco, que todos aquellos que viven ahora de las migajas del FCB, RMCF y CAM vayan abandonando ese paraguas que solo implica servilismo y colaboracionismo para que las competiciones españolas no tengan aliciente y sirvan solo a los programas televisivos con formato de TV-basura que engordan a base de satisfacer a una clientela cateta que solo apuesta a caballo ganador.
¡VIVA EL SFC!
José Ramón Yúfera Ginés.

Archivo del blog